Two weeks for refugees

Refugiados

Días 7 y 8. Cogiendo rutinicas en Sounio

Escrito por 2weeks4refugees 30-08-2016 en Viaje Refugiados. Comentarios (0)

Yep! Cómo estamos? 

Hoy os vamos a escribir en un mismo post lo que hicimos ayer y hoy, es decir lunes y martes, ya que anoche no escribimos porque estábamos un poquito cansados. 

Como ya os comentamos en el anterior post nuestra tarea aquí se centra sobre todo en organizar ropa para la próxima distribución, que está planeado que sea este viernes. Para la misma hemos incluido toda la ropa que compramos con vuestras aportaciones en el Primark de Zaragoza,  así como la de bebé de Julia que nos donó Elena. Así que todos los días de 10 a 14 y a veces un ratito por la tarde vamos al container y nos ponemos manos a la obra. Lo cierto es que nos gustaría llegar a tiempo para ser partícipes de la distribución y vivirla en primera persona. Richi se está tomando la organización del container como algo casi hasta personal: hoy le ha dicho al coordinador "quítame esta mierda de aquí que me molesta" jajaja. 

Pero no todo va a ser estar entre mares de ropa en esta experiencia en Sounio. Estos dos días hemos acompañado a los niños a la playa para que se bañen, aprendan un poco a nadar y hagan juegos acuáticos. Desde que los recogemos a las 16 en el campo hasta que los volvemos a dejar estamos con ellos unas dos horas. Antes de que entren al agua, todos los voluntarios hacemos una especie de cordón de seguridad en el agua para poder controlar especialmente a aquellos niños que no saben nadar. El monitor griego que lleva las riendas de la actividad alterna juegos con ejercicios para que aprendar a nadar,  aunque estos últimos suelen resultar infructuosos, pese a que prácticamente todos se mantienen a flote. También hay algunos jóvenes del campo que nos acompañan para ayudarnos, y ellos también disfrutan bastante. También sabemos por otra parte que algunos padres no dejan ir a sus hijos a la actividad por miedo al mar, probablemente a causa de aquello que hayan podido vivir. 

Hoy martes, durante este momento de playa que os acabamos de contar, Ana ha estado con una niña de 11 años con parálisis cerebral. Al tener esas dificultades en sus desplazamientos, junto con otras voluntarias ha estado con ella haciéndole mover brazos y piernas dentro del agua. Cuando se ha cansado de estar dentro, Ana y la niña han ido a la arena a hacer un castillo, y también le ha masajeado piernas y brazos. Esta niña le ha pedido a Ana que conociera a su madre para que le dijera como hacer esos masajes, y también que nos encontráramos mañana a las 10 de la mañana. Habiendo ganado esta confianza, Ana va a intentar pasar con ella más tiempo, puesto que la voluntaria que más está con esta niña lo ha creído oportuno. 

Por otra parte, Richi tuvo ayer la oportunidad de hablar el idioma probablemente más universal del mundo: el fútbol. Ya en la primera noche en la Tea Party, había congeniado con un chaval de unos 15 años llamado Masee. Ayer volviendo de la playa le pregunté si jugaban al fútbol, aprovechando el par de canchas que hay en este campo tan, entre comillas, "privilegiado". Me dijo que a partir de las 20 solían juntarse, así que a esa hora en cuanto terminé con la ropa me fui directo para allí. Me encontré con cuatro o cinco chavales que estaban peloteando con el balón y me puse a jugar con ellos. Por lo que hablé con Masee yo creía que iba a jugar con chavales de su edad, pero conforme se acercaban las nueve de la noche empezaron a llegar hombres adultos y vi como ellos también empezaban a calentar. El partido pronto iba a comenzar. Cuando ya estuvieron suficientes me preguntaron que si jugaba. Conmigo estaban justo 6 para 6, pregunté que con quién iba y un hombre de unos 50 años me señaló al otro lado del campo a la vez que decía "young-old".  Yo iba con los youngers está claro. La verdad que lo pasé muy bien, ya que como he dicho en el fútbol no hay barreras del idioma, y me ha servido para que gente más adulta me conozca y así no parecer un extraño que va por el campo. Una cosa que me pareció curiosa fue un hombre del otro equipo, que yo creo que tendrá unos 65 y la verdad que me sorprendió como jugaba, nada que envidiar a los veinteañeros. Pregunté su edad y nombre pero no me supieron decir, allí todos le llaman algo así como "hadji", que quiere decir "abuelo", en señal de respeto. Yo creo que volveré a ir jugar porque es un momento bastante bueno para crear lazos con los refugiados. 

Por último deciros que estamos maquinando para intentar hacer otro taller con los abalorios que trajimos de Zaragoza, pues aunque dejamos una caja en el squat del Hotel Oniro, aun nos quedan dos más. Por otro lado estamos pensado en que otras cosas seguir invirtiendo vuestras donaciones; una idea que nos han propuesto de conseguir un proyector y pantalla para la escuela nos ha parecido bastante bien, y también estamos gestionando el conseguir una lista de las tallas de los sujetadores de todas las mujeres del campo ya que es una de sus mayores necesidades ahora mismo. Asimismo esperamos que pronto escribamos el post del dia anterior a venir a Sounio, ya que ahí hicimos gastos y queremos rendiros cuenta de ellos. 

Ahora son las 9 de la noche aquí. Os dejamos ya por hoy, ya que Ana va a ir a la Woman Party que hay organizada, y Richi aun no sabe bien que hacer, aunque tal vez se acerque a la cancha de nuevo. Os seguiremos contando. 

Besos para todxs, 

Ana y Richi. 

Día 6. Sounio

Escrito por 2weeks4refugees 28-08-2016 en Viaje Refugiados. Comentarios (0)

Buenas noches!! 

Nuestro primer día completo en Sounio ha empezado con un desayuno en equipo, preparando el horario del día , con lo que nos gusta hablar recién levantados y en inglés. 

Hemos pasado la mañana en el container que Drop tiene en el campo, seleccionando y organizando ropa lo más rápido posible para hacer una distribución con ropa de otoño, ya que empiezan a bajar las temperaturas por la noche. Además,  ahora que el verano termina, deja de haber tantos voluntarios y por ello apremia la necesidad de dejar lo más organizado posible las reservas de ropa para el resto del año. Aunque los refugiados piensan que están aquí de paso o temporalmente, visto el contexto actual todos sabemos que esta situación puede alargarse bastante en el tiempo. 

Relacionado con esto último, llama la atención la escasa responsabilidad que los residentes toman en las actividades y el poco sentimiento de pertenencia a la comunidad que poseen. No se sienten parte de la misma ya que principalmente no quieren permanecer en ella durante mucho tiempo, y empezar a involucrarse activamente en el campo les supone aceptar la realidad,  con la sensación de frustración que conlleva. En este sentido vemos algunas diferencias con los squats de Atenas, donde el principio de autogestión estaba algo más desarrollado. 

Hoy mismo Ana ha realizado una entrega de pequeños packs de ropa pararecién nacidos, ya que actualmente hay cinco mujeres embarazadas que van a dar a luz en el próximo mes. Se trata de entregar bolsas con la ropa necesaria de manera que cada madre reciba lo mismo, y el reparto sea equitativo. 

Después de comer hemos vuelto al barracón a seguir con el trabajo, que es interminable, pues en un principio íbamos a ir a la playa con los niños, pero finalmente el plan se ha aplazado para mañana. 

A las 20h. Ana ha tenido la oportunidad de ir a la clase de ejercicio para mujeres, algo así como gimnasia de mantenimiento. Esta actividad se lleva a cabo en la escuela donde se tapan todas las ventanas, y se cierra la puerta con llave, de manera que se cree un espacio de intimidad, libertad y convivencia para las mujeres. Al inicio, las chicas adolescentes querían participar, sin embargo las mujeres han preferido que no lo hicieran, ya que es la única actividad específica que existe para ellas. Cuando hemos podido empezar la clase la mayoría de las mujeres, de un total de diecinueve, se han quitado el hiyab, y algunas se han puesto mallas ajustadas para la ocasión. Durante la sesión hemos disfrutado todas, hacían bromas entre ellas constantemente, y en definitiva ha sido un momento especial entre mujeres. 

Tras este día un poco cansado en lo físico, nos planteamos qué más podemos hacer aparte de lo que plantean Drop y la principal organización que lleva el campo, Earth, teniendo en cuenta el escaso tiempo que tenemos.  A pesar de que cualquier cosa que propongamos nos tenemos que asegurar de que otro voluntario coja el testigo cuando nos vayamos y esto limita mucho nuestra capacidad de acción, seguimos dando vueltas a ver cuál es la mejor manera de hacerlo. No sabemos si lo conseguiremos. 

Buenas noches desde nuestra marronera caravana. 


Ana y Richi

Día 5. Despedidas y primer día de Sounio

Escrito por 2weeks4refugees 28-08-2016 en Viaje Refugiados. Comentarios (0)

Buenas noches! 

Sabemos que tenemos pendiente el post de ayer,  pero mañana intentamos sacar un rato para hacerlo ya que no queremos dejar de contároslo. Además hemos hecho tres intentos fallidos de escribirlo y ahora mismo no nos apetece mucho. Así que vamos a contaros el día de hoy porque es más breve y así tampoco perdemos el hilo. 

La mañana en Atenas la hemos dedicado básicamente a las despedidas con los refugiados con quienes hemos entablado más relación. Primero hemos quedado con Ahmad, el sirio que nos invitó a cenar, y ha sido un poco triste por lo rápido que ha tenido que ser todo, pues tanto él como nosotros teníamos que seguir nuestros planes. 

Después hemos querido pasarnos por el Oniro por última vez. Ahí nos hemos despedido sobre todo de Mahmoud y Ayman, así como de los niños con los que más hemos estado estos días.  Ds una sensación muy extraña la de este tipo de despedidas,  apenas habiendo estado dos días con ellos y ambas partes nos despedimos agradecidas y de manera sentida. Nos hemos deseado lo mejor para el futuro. 

Tras recoger las maletas y dejar el apartamento,  hemos ido a Syntagma a coger el bus para Sounio (nuestro coordinador se equivocó diciéndonos que desde ahí salía el bus directo así que hemos improvisado una ruta alternativa que nos ha salido bien). Bueno,  bien... 

En el trayecto hemos aprovechado para escribir el post dd ayer (por primera vez) y cuando nos hemos dado cuenta habíamos llegado, Richi había borrado todo lo escrito, y faltaba su maleta en el maletero del bus, que se debía haber quedado en la parada anterior. El coordinador no estaba, dl conductor no hablaba inglés y no nos entendía... Un buen percal. Finalmente por arte de birlibirloque todo se ha solucionado, el que quiera detalles que pregunte a la vuelta jaja. 

Nos ha llevado una compañera al camping de al lado del campo de Sounio, donde vamos a alojarnos en una caravana vieja y sucia... genial. Pero sobreviviremos. No pensábamos venir de camping a Grecia,  pero nunca se sabe con estas cosas. Después de ver el camping fuimos finalmente a Sounio. Este campo está situado en un recinto destinado a realizar colonias infantiles de verano. Actualmente aloja a unas 320 personas y tiene una capacidad máxima de 400. Viven en casetas de madera y hay una pequeña escuela, toboganes, canchas de fútbol y basket, y lugares comunes. El estado griego, a través del ejército y la policía, tiene el control sobre el mismo, pero ha cedido la gestión a la organización griega Earth Organization. Según nos han dicho este es uno de los mejores campos de toda Grecia, ya que está en un entorno agradable, con pinares, sombras, algunas casetas tienen aire acondicionado, etc. 

Nuestra tarea en las últimas horas de la tarde ha sido hacer "sorting",  es decir, organizar y clasificar ropa.  Esta es una de las principales acciones que lleva Drop,  así que nos va a tocar todos los días al menos unas horas. Por la noche hemos vuelto ya que había una Tea Party, en la que la gente acude a la plaza central del campo y escucha música, los niños bailan y juegan como locos, y se sirve té a todo el que quiera. Esta actividad nos ha servido para ir conociendo ya a algunos niños, adolescentes y otros voluntarios del campo.  Uno de ellos era de Zaragoza,  y nos hemos sentado con él y nos ha explicado un poco mejor el funcionamiento del campo. Ya que nuestra organización no realiza muchas actividades fuera del sorting, vamos a intentar unirnos a la suya para participar y organizar alguna cosilla más específica que se nos ocurra para los niños. 

Os contaremos más detalles en siguientes posts. Ya disculpareis estos dos días de actividad irregular del blog.  Esperamos poder continuarlo con normalidad.  Un abrazo, 

Richi y Ana

Día 4. Autores fuera de servicio

Escrito por 2weeks4refugees 26-08-2016 en Viaje Refugiados. Comentarios (0)

Buenas noches! 

Hoy ha sido un día bastante duro para nosotros, así que vamos a ser bastante breves en el post. Cuando tengamos la cabeza un poco desenmarañada intentaremos contaros más sobre hoy.  Hemos hecho lo que planeamos ayer: ratito de actividad con algunos niños del Oniro, compra básica para este squat (300€ en total en artículos que ya os diremos mañana) y tarde en Skaramagas preparando y viendo un talent show estupendo que se han montado (para los padres y/o mayores de 50: un "túsíquevales" jeje). Lo más importante para nosotros ha sido conocer ahí a unos chicos muy especiales que nos han removido todo por dentro.  A última hora de la tarde nos han dicho los de Drop que mañana tenemos que ir para Sounio, así que va a ser positivo pero tenemos que empezar con las despedidas hasta... siempre? unos meses? Quien sabe. Lo dicho, mañana escribimos más porque no estamos muy operativos. 

Un besico, hoy de falafel, 


Ana y Richi

Día 3. Zapatos y planes nuevos

Escrito por 2weeks4refugees 25-08-2016 en Viaje Refugiados. Comentarios (0)

Buenas noches!! 

Esta mañana hemos vuelto a Elliniko para encontrarnos con Lene, nuestra coordinadora de A Drop in the Ocean. Para empezar nos hemos reunido junto a otras tres nuevas voluntarias para que nos explicara un poco el origen de la asociación, su funcionamiento y las actividades que íbamos a poder realizar con ellos.  A modo de resumen os podemos contar que de trata de una organización noruega que trabaja en varios campos de refugiados en Grecia y que han ido modificando sus acciones conforme cambiaba la situación. Tras ello nos hemos puesto a trabajar en una parte del almacén cedida a Drop, ya que previamente llevaban a cabo acciones de distribución de ropa en pequeños almacenes dentro de los campos que han sido robados una y otra vez.  Por esta razón ahora colaboran con Elliniko. 

Nuestra tarea de hoy ha consistido en seleccionar y clasificar calzado (por talla, sexo, invierno, verano...) para preparar un envío a las personas del campo de Skaramagas. Allí viven alrededor de 3.600 refugiados, y hemos preparado más de 3.000 pares contando lo realizado los días anteriores. Nos ha gustado su manera de enfocar el reparto de productos, basado en el principio de "o hay para todos o no hay",  es decir,  cada cual tiene asegurado que va a recibir un producto del reparto. Creemos que esto dignifica y respeta a los receptores, ya que evitan las largas esperas en filas pudiéndose quedar sin nada y también el riesgo de altercados entre ellos. Además así promueven también la confianza de los refugiados hacia las organizaciones y los voluntarios.

Durante la comida hemos podido hablar con un chico refugiado sirio que va a Elliniko a ayudar todos los días desde el campo de Skaramagas, lo que supone en torno a una hora de viaje. Nos ha dicho que él es el único del campo que va a trabajar allí, lo cual nos ha hecho reflexionar a los dos pero no hemos llegado a una conclusión en común. 

Al acabar el trabajo en el almacén hemos vuelto al squat del Hotel Oniro, del que ya os hemos hablado. Hemos visto como había sido finalizado el mural de la azotea y la verdad que no ha quedado nada mal:


También hemos pasado para hablar con algunos de los que conocimos el día anterior, para ver cómo estaban tras un suceso que ocurrió anteanoche y que se nos olvidó contaros. En la madrugada del martes al miércoles alguien lanzó unos cócteles molotov al squat de Notara, dejándolo por el momento inservible.  Este squat, cercano al Oniro,  era el más antiguo y mejor organizado de Atenas, por lo que resultó especialmente doloroso para los que aquí están. No se conocen todavía a los autores aunque se habla de un grupo de ultraderecha. Ayer voluntarios y refugiados estaban muy afectados no solo por las consecuencias a corto plazo de esto,  pues reubicaron a todas las familias en otros squats de manera urgente, sino también por la sensación de inseguridad para ellos. 

Por el lado positivo hemos propuesto compartir una actividad con los niños del Oniro con algo del material que compramos en Zaragoza con vuestro dinero. Por cierto,  os dejamos la foto de esa compra que todavía no habíamos compartido:


No han puesto ningún problema en realizar el taller de abalorios mañana por la mañana,  una simple actividad que nos permitirá acercarnos más a los niños de allí. Después hemos charlado con Ayman, un hombre sirio de 45 años que vive en el Oniro desde hace dos meses, siendo uno de los primeros que ocuparon y aclimataron el espacio, y notamos que tiene cierta autoridad en el squat. Ayman en Siria trabajaba como representante de marcas de moda y tenía un bastante buen nivel de vida. Esto nos ha hecho darnos cuenta una vez más de que son personas con un modo de vida muy similar al nuestro antes de la guerra, y eso por un lado nos permite empatizar aun más con su sufrimiento (acerca de esta reflexión podemos extendernos más otro día si queréis ya que consideramos que encierra cierta complejidad). Hablando un poco de todo le hemos preguntado abiertamente que es lo que más necesitan en el squat para ver de que manera les podemos ayudar. Dada la necesidad hemos creído oportuno acompañarles mañana a hacer una compra de productos frescos y utilizar para ello una parte de vuestras aportaciones. 

No nos acaba de quedar claro las vías que tienen en el squat para proveerse; en que medida Elliniko está detrás apoyando, en que medida voluntarios libre como nosotros u otras asociaciones... lo que si tenemos claro es que sigue existiendo una necesidad,  especialmente de alimentos, ya que no tienen una hora de comer establecida, sino que lo hacen cuando les llega un envío. 

Plan para mañana: taller y compra por la mañana (y si da tiempo terminar la decoración con espejos que empezó Ayman anteayer), y de 17 a 20h. iremos al campo de Skaramagas a participar en una actividad de dinamización para niños, jóvenes y adultos. 

Os contaremos con detalle. 

Por cierto también os adelantamos que probablemente el fin de semana dejemos Atenas para ir al campo de Sounio, a una hora en coche al sur desde la capital. Un coordinador de Drop nos pidió anoche modificar nuestro plan en Skaramagas e ir a ese pequeño campo de cerca de 400 refugiados ya que se necesitaban más voluntarios que en el primero, y hemos accedido a ello. 

Besos de queso feta, 

Ana y Richi.